miércoles, julio 12, 2006

Introducción

En la orilla - Poesía - 2002/2003
Máximo Ballester


Los abismos atraen. Yo vivo en la orilla de tu alma. Inclinado hacia ti, sondeo tus pensamientos, indago el germen de tus actos. Vagos deseos se remueven en el fondo, confusos y ondulantes en su lecho de reptiles... Yo sigo a la orilla, ensimismado. Muchos seres se despeñan a lo lejos. Sus restos yacen borrosos disueltos en la satisfacción. Atraído por el abismo, vivo la melancólica certeza de que no voy a caer nunca.

Gravitación (Fragmento) - Juan Jose' Arreola

4 comentarios:

Lety dijo...

Este fragmento como introducción o como epígrafe ya anticipa el deleite que tendré al leerte Máximo

Dilaca dijo...

Máximo querido: Voy por la tercera lectura. Inicio ya la cuarta, decidida a dejar algunos comentarios.
Me gusta lo leído. Me gusta lo que releeré.
Y es verdad lo que dice Lety...Pero no se imagina la magnitud del deleite.

Azul caleidoscopio dijo...

Que seria del amor sin el misterio? Y sin la complicidad que produce el asomarse cotidianamente a un abismo amado? Recien empiezo y ya debo parar. Regresare cuando descanse mi asombro. Saludos.

Alexis Coald dijo...

El epígrafe es maravilloso, un homenaje a Juan José Areola.


Te abrazo y leo